Archivo:  2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007 | 2006 | 2005 | 2004 | 2003 | 2002 | 2001 | 2000

Comunicado

Fecha: 03-JUN-2006

La denuncia presentada por los señores Humberto E. Ricord, Luis A. Chen González, Marco A. Gandásegui (h), Roberto N. Méndez y Mario A. Rodríguez Stanziola, sobre un supuesto ilícito de “bien oculto” por parte de la Autoridad del Canal de Panamá,  es  tergiversante, tendenciosa y un exabrupto. Su propósito parece ser confundir a la opinión pública en momentos en que la ACP desarrolla el programa de divulgación de la propuesta para ampliar el Canal mediante la construcción de un tercer juego de esclusas.

La administración de la Autoridad del Canal de Panamá está plenamente facultada para  establecer reservas antes de traspasar excedentes al Tesoro Nacional. Dicha facultad está debidamente consagrada en el Artículo 320 de la Constitución Política de la República y en el Artículo 41 de la Ley Orgánica de  la ACP.

La  Ley 19 de 11 de junio de 1997, orgánica de la Autoridad del Canal de Panamá, en concordancia con el mencionado mandato constitucional, establece expresamente en su Artículo 41 que un vez cubiertos los costos de funcionamiento, inversión, modernización y ampliación del canal, así como las reservas necesarias previstas en la Ley y en los reglamentos, los excedentes serán remitidos al tesoro nacional en el período fiscal siguiente.

Por su parte, el Reglamento de Finanzas de la ACP  dispone la aplicación de las Normas Internacionales de Contabilidad, las cuales prescriben, en amparo de la fortaleza y la responsabilidad financiera de la empresa, el prudente ejercicio en las prácticas contables y precaución en la aplicación de los criterios necesarios para realizar las estimaciones requeridas bajo condiciones de riesgo y,  conforme a estos parámetros son establecidas las reservas, dada la facultad mencionada de la Junta Directiva.  

De igual modo, todas y cada una de las reservas establecidas por resoluciones motivadas de la Junta Directiva ACP, son del conocimiento del Órgano Ejecutivo, el Órgano Legislativo, y la Contraloría General de la República. También son constatadas por los auditores externos e independientes de la Autoridad, y  publicadas en los estados e informes financieros de la Institución, además de ser incorporadas, como lo permite la normativa aplicable, a los ejercicios presupuestarios, y a los presupuestos anuales de la institución, incluyendo  modificaciones.

Faltan por lo tanto a la verdad  los denunciantes al manifestar, temerariamente, que las reservas establecidas en debido curso por la Junta Directiva de la Autoridad constituyen bienes ocultos,  o que sean ilegales o que hayan sido ocultadas o escondidas, como pretenden hacer ver en forma irresponsable y tendenciosa.

La Autoridad del Canal de Panamá confía en que las instancias correspondientes determinarán la transparencia y la validez de lo actuado por la institución con relación a la materia de que trata este Comunicado, y que ello ponga en evidencia el proceder irresponsable de los denunciantes.

La ACP continuará atendiendo sus responsabilidades con sujeción a la Ley y en procura de servir con eficiencia y transparencia su misión de administrar y proteger los bienes a ella confiados, en su condición de entidad autónoma del Estado panameño. 

Panamá, 3 de junio de 2006


Categorías